miércoles, 15 de agosto de 2012

Al Dentista...!

Hace unos dias hicimos una visita que habiamos prolongado un poco, mas por mi propio miedo que por el de ellos, jajaja siii la visita al odontólogo.
El primero en pasar fué Enmanuel, por la cara que tenia fue claro que sospechaba que era algo nuevo pero que le provocaba cierto temor por que era desconocido el ambiente para él. Costó mucho que abriera la boca, quizas porque sentia que iba a ser invadido, pero poco a poco y luego de mucha insistencia por parte de papá la abrió de a poco y con mucha reserva, lo que tuvo que ser aprovechado por la odontologo que rapidamente usó la paleta bajalengua para poder revisar, se puso algo intraquilo Enmanuel pero colaboró bastante y pudo ser explorada su boca, y el resultado fueeeeé: ..."Cero caries"!!!! Bravo por Enmanuel! que en casa se deja lavar su boca y cepillar sus dientes, jajaja claro eso lleva su recompensa ya que después de lavarle yo sus dientes, le permito el cepillo para que el lo haga solo y asi vaya aprendiendo a manipular mejor el cepillo dental. Recomendaciones de la dentista: seguir con el cepillado habitual y flúor cada seis meses si logramos que lo escupa y no lo trague ya que puede intoxicarlo.

Luego, el turno de Daniela. mmmm! costo mucho másssssssss Dios! cómo nos costó que abriera la boca, la tuvo herméticamente cerrada, amenzó con llorar, lo que gracias a Dios no hizo mucho, sólo algunos pucheros, pero al final y nuevamente con la intervención de papá (es un sol con la paciencia que tiene con sus pequeñines) accedió a  abrir la boca aunque al igual que Manu, con un poco de duda al hacerlo, pero Siii! se dejó revisar y hasta se dejó aplicar el flúor lo mantuvo en la boca el tiempo indicado y luego lo escupió todo como se le pidió. El resultado para daniela fue: buena dentadura al igual que su hermano aunque si habia una señal de caries, pequeñita pero ahí estaba, y hay que seguir cepillando los dientes y cuidando que no se haga más grande esa carie detectada para no tener que llegar a colocar amalgama antes de que la mude, y aplicar el flúor cada seis meses.
En resúmen, muy complacida con los resultados, pero principalmente por el comportamieno de mis pequeñines, ya que fueron muy valientes en su  visita al odontologo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada